Vidal: “Cuando Bravo esté acá o lo llamen, se van a decir las cosas”

Arturo Vidal es tan frontal en la cancha como fuera de ella. Por eso, ni siquiera realiza algún intento para evitar una consulta que, seguramente, esperaba: la que tiene relación con la automarginación de Claudio Bravo de los amistosos frente a Suecia y Dinamarca, en el inicio de la gestión de Reinaldo Rueda en la banca de la Roja. La esperaba, porque tenía bien ensayadas las respuestas.

Apenas escuchó el nombre del portero, dejó escapar una sonrisa socarrona. Venía la pregunta. ¿Ya dio vuelta la página? Con su respuesta marcó una diferencia de entrada: “Yo estoy acá, vine a jugar por la Selección, a estar con mis compañeros, a dar lo mejor de mí y ahora vuelvo a mi equipo. Creo que lo de Claudio es algo pasado. Yo vine acá porque me citaron, vine a dejar todo de mi parte en la Selección y ahora me voy contento porque se ganó y se empató, así que lo de Claudio está pasado”, declara apenas termina el segundo encuentro de la gira del bicampeón de América por Europa.

La distancia es obvia. Bravo, cuya familia denunció públicamente la indisciplina del Rey en el proceso que terminó en la eliminación del bicampeón de América del Mundial de Rusia, fue citado por Rueda, pero declinó la convocatoria. Eso sí, nunca dio como motivo el conflicto que desató su entorno con el volante.

El Rey también se refirió a la posibilidad de que Bravo vuelva a la Selección. En el mismo tono, por cierto. ¿Están abiertas las puertas de la Selección para Bravo? “Creo que todos los jugadores en Chile tienen las puertas abiertas acá, pero esa decisión la toma el entrenador. Lo más importante es vestir la camiseta y siempre estar acá. Lo demás depende sólo del entrenador”. Y luego abordó una potencial conversación futura entre ambos. “No sé. Si en algún momento lo llaman, y viene acá, se verá. Pero en este momento creo que no es justo hablar de él, porque no está acá. Cuando esté acá o cuando lo llamen, se van a decir las cosas”, añadió respecto de un eventual retorno del guardameta del Manchester City al combinado que capitaneó en su momento deportivo más glorioso. Nuevamente, esbozó una sonrisa. No tímida, más bien medida.

No fue la única alusión a las diferencias con el guardameta. La otra, eso sí, fue encubierta, disfrazada de elogio a Gary Medel. “Grande, hermano, a seguir batallando como siempre”, le posteó el volante del Besiktas en su cuenta de Instagram, en una imagen del reconocimiento que recibió, junto a Jean Beausejour por el centésimo partido por la Roja. Vidal, el Rey, baja del trono para transformarse en un sugerente subalterno. “Muchas gracias capitán @garymedel”, respondió.

News Reporter

Deja un comentario