Credos y gremios se unen para la bendición ecuménica del nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ

En un acto simbólico, se realizó en el nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota la bendición ecuménica de sus instalaciones y de los funcionarios que ahí se desempeñan desde su apertura en el marco del Plan Covid. El padre Pedro Ossandón, Administrador Apostólico de nuestra Diócesis, participó junto a los sacerdotes Patricio Marambio y Reinaldo Osorio.

Con este objetivo se reunieron en el hall principal del recinto, y respetando todos los protocolos sanitarios, los representantes regionales de las iglesias católica, presbiteriana, – en nombre de los credos evangélicos-, judía, ortodoxa y comunidad mapuche, representando a los pueblos originarios, en una ceremonia encabezada por el Director del establecimiento, Dr. Leonardo Reyes y que fue retransmitida vía redes sociales para toda la comunidad.

El Dr. Reyes afirmó que “era una necesidad muy sentida por nuestros funcionarios, por nuestros trabajadores, que fue canalizado a través de la multigremial, y quiero además agradecer a todas las iglesias y nuestros pueblos originarios, en términos de la respuesta muy oportuna que tuvieron para venir a apoyarnos y hacer esta ceremonia que fue tan simbólica, tan significativa para nosotros, para nuestros trabajadores, sus familias y además, nuestros pacientes”.

En esta línea, Sandra Aroca, Subdirectora de Gestión del Usuario, confirma que “esta actividad surge de una necesidad muy sentida de nuestros usuarios y de parte de nuestros funcionarios también, de poder hacer un acto que simbolice una apertura, una suerte de bendición para nuestro establecimiento, para estas nuevas dependencias, que involucre nos solo la infraestructura sino a todos los funcionarios, a los pacientes, a los usuarios que vendrán a este hospital, de una manera ecuménica porque queremos incluir a todas las agrupaciones, a todos los credos que participan con nosotros”.

Visión espiritual

En representación del mundo católico, el Administrador Apostólico de la Diócesis Valparaíso Padre Pedro Ossandón destacó que “este hospital nos recuerda que lo más importante en la vida es esta vocación de servicio, es lo que ustedes están entregando y nosotros les queremos agradecer porque precisamente están viviendo y nos ayudan a vivir lo que nos enseña Jesús en el evangelio, ‘todo lo que hicieron al más pequeño de los míos, a mí me lo hicieron, estuve enfermo y me fuiste a ver’”.

Para Yonatan Szewkis, Rabino de la Comunidad Israelita de Valparaíso y Viña del Mar, “fue un encuentro muy significativo, muy sentido. Un encuentro de unidad por sobre todas las cosas. En estos lugares vemos lo mejor de las personas, los trabajadores poniendo todo su corazón, toda su fuerza, todos sus temores también en pos de la salud de las personas. La verdad me siento muy privilegiado y muy contento de haber podido asistir a esta ceremonia”.

Desde la mirada evangélica, para el Reverendo Caleb Fernández, Pastor de la Iglesia Presbiteriana de Valparaíso, “es muy relevante para nuestra comunidad aquí en la Quinta Región, no solamente la comunidad evangélica, si no, para toda la sociedad, el hecho de que haya un nuevo hospital, más de 3 mil personas que trabajan en este lugar, me parece que es fundamental que la comunidad religiosa pueda estar en constante oración por todos ellos, creemos que ellos están en la primera línea, son nuestros héroes, nosotros creemos que son la mano de Dios también para sanar a muchas personas, así que nos sentimos privilegiados de ser parte de esta ceremonia y esperamos que el señor pueda bendecir de una manera especial este nuevo hospital”.

Como parte significativa de esta actividad, el Lonko Manuel Curilén Cheuquel encabezó dos ceremonias de bendición mapuche junto al árbol sagrado del canelo, tanto para fortalecer la tierra y el agua, como para la protección del espacio físico del hospital y sus ocupantes, tal como él mismo lo explica: “Igual es conveniente que se pueda fortalecer este espacio antes de que llegue más gente que va a necesitar una mejoría, entonces, el tener un encuentro de esta naturaleza es muy bueno porque así también se juntan varios credos espirituales y eso es lo que necesita la gente, el mismo personal, las autoridades de este espacio, los funcionarios. Todas las personas que trabajan en este hospital necesitan una energía de esta naturaleza”.

Unión multigremial

Los representantes de los gremios de la salud, reunidos como multigremial, fueron parte de la organización de la actividad. Juana Wikee, Presidenta de Fenats Histórica del Hospital Gustavo Fricke señaló que “la distinta fe que tú puedas tener, te puede ayudar a construir algo, la gente necesita fuerza en este momento, sentirse protegida y escuchada y esta es una manera de ser escuchado. Nosotros como Fenats somos un gremio busca que se luche por la necesidad de los funcionarios, pero en este momento tenemos que estar todos unidos, no nos queda otra, si queremos que la gente salga adelante y que no se vean afectados o sea el mínimo posible, porque no le vamos a garantizar a la gente que no se va a enfermar o que no van a ser tocados por esta enfermedad, más de uno va a ser tocado y dios quiera que sea el menor número posible, pero para eso tenemos que estar unidos”.

Por su parte, Fernando Sandoval, Presidente de la Fenats Unitaria del establecimiento, agregó que “necesitamos un tipo de sanación, venga de donde venga, de la religión sea, porque la necesitamos, más ahora en estos tiempo de intranquilidad, y que lo único que necesitamos es tener fe. Acá no hay un rol que identifique un gremio, sino que identificar como persona al resto de los funcionarios que se sienta representados. Las bendiciones de todas las religiones son para todos nuestros funcionarios”.

Al término de la actividad, el Director del Hospital Fricke envió un mensaje a la comunidad hospitalaria: “Estamos haciendo todos los esfuerzos para mantener nuestra operación, para mantener el ánimo, para mantener el espíritu de trabajo que vamos a requerir para las próximas semanas y agradecerles por todo lo que han aportado y entregado hasta ahora; vienen días difíciles pero tengan la certeza de que nuestro equipo directivo, nuestro Servicio de Salud está trabajando de manera muy fuertemente para poder respaldar su trabajo, para asegurar que sea un trabajo de calidad, seguro para ustedes y los pacientes que ustedes les toca atender”.